El Patriarca: una festividad de San Mauro Mártir más sencilla e íntima

El Real Colegio-Seminario de Corpus Christi celebra este sábado, 5 de diciembre, la festividad del patrón de sus colegiales desde 1604, San Mauro Mártir, que junto con San Vicente Ferrer y San Vicente Mártir es el tercer patrón de la ciudad de Valencia.

Debido a las circunstancias sanitarias, este año "no podrán acompañarnos en la celebración todos los seminaristas valencianos, como es costumbre en san Mauro, que es un día de fraternidad entre los seminaristas", ha señalado Juan José Garrido, rector del Patriarca. Sin embargo, aunque no acudirán a la convocatoria los seminaristas del Seminario Mayor "La Inmaculada", de Moncada, sí participarán todos los colegiales del Patriarca y los seminaristas del Colegio Mayor-Seminario de la Presentación de la Virgen María y Santo Tomás de Villanueva.

Los actos comenzarán a las 9:30 horas, con el tradicional canto de laudes desde el coro de la Iglesia de ‘El Patriarca’. Tras la oración cantada habrá una misa conventual ‘ad orientem’, es decir, en latín y con cantos en gregoriano. Juan José Garrido, rector del Real Colegio-Seminario, será el encargado de presidir la celebración eucarística.

Como es habitual, en el altar mayor y bajo la pintura de la Última Cena de Ribalta, se colocará un cuadro del martirio de San Mauro.

Será por la tarde cuando continúen las celebraciones. A las 18:00 horas habrá unas Vísperas Solemnes. El año pasado fueron presididas por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. En esta ocasión las Vísperas "no podrán ser polifónicas, porque para una coral polifónica se requiere mucha gente y tendremos que cumplir las restricciones de aforo", ha afirmado Garrido. Este año "será una celebración más sencilla y más íntima".

Tras las Vísperas se cantarán los Gozos a San Mauro compuestos en el siglo XVII por Juan Bautista Comes, primer maestro de Capilla de ‘El Patriarca’. Durante los Gozos se honrará la figura del joven mártir desde la capilla dedicada al patrón de los colegiales, situada a la derecha del presbiterio, y donde se conservan los restos del santo mártir llegados desde Roma en 1599, en un arca forrada de terciopelo y un busto relicario de plata policromada.

Las reliquias de San Mauro fueron pedidas por San Juan de Ribera, fundador del Colegio de Corpus Christi, en el siglo XVI con la intención de engrandecer e ilustrar la Iglesia del Patriarca, no solo con riqueza y bienes materiales sino también con tesoros espirituales. San Mauro fue un joven mártir romano, de 15 años, que murió durante la persecución del emperador Numeriano en 282, por negarse a renegar de su fe cristiana. Sus restos yacían en una catacumba de Roma y el papa Clemente VIII ordenó otorgarlos al Patriarca para la nueva capilla que estaba erigiendo en Valencia.

Capilla de San Mauro

© 2020 por Real Colegio Seminario de Corpus Christi. Todos los derechos reservados.

  • facebook-square
  • YouTube - Círculo Negro
  • ivoox-logo-png-2.png
  • Twitter Square