Enrique Saiz y Jorge López serán ordenados sacerdotes el 29 de junio

June 14, 2019

El próximo 29 de junio la Catedral de Valencia será el escenario de uno de los momentos más importantes del año para la Diócesis: diez diáconos serán ordenados nuevos sacerdotes en una celebración presidida por el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares.

Dos de estos nuevos presbíteros han sido colegiales del Real Colegio Seminario de Corpus Christi durante los últimos años. Se trata de Enrique Saiz Zamorano y Jorge López Prieto.

Hemos hablado con ambos unos días antes del importante paso que van a dar en sus vidas. Y los dos nos han reconocido la importancia que ha tenido para ellos residir en El Patriarca y conocer en profundidad la figura de san Juan de Ribera.

 

Enrique Saiz: "He vivido una gran historia de amor de Dios".

Enrique tuvo muy clara su vocación desde joven. En el año 2005 se incorporó al Seminario Menor de Xàtiva. Hoy, con 27 años, llega el momento que ha esperado desde que era prácticamente un niño. Supone “el fin de una larga etapa”, pero más allá de los años que han pasado “he vivido una gran historia de amor de Dios”.

La etapa que se cierra representa abrir una nueva que “es con la que he soñado durante todos estos años”. El nuevo camino que inicia lo piensa hacer “con valentía y fuerza” y sobre todo contar “con la ayuda de Dios que es el que lleva todo esto adelante”.

Ante la próxima ordenación sacerdotal “sin duda lo que se plantea en mi vida y en mi corazón es, sobre todo, gratitud al Señor por todo lo que he vivido en estos años de preparación, que ha sido mucho”. Considera Enrique que todo lo vivido “ha sido un regalo”.

En especial quiere dar gracias al Señor por “los tres últimos años que he podido vivir en el Real Colegio Seminario de Corpus Christi”. “La figura de san Juan de Ribera me ha marcado muchísimo”, reconoce, “sobre todo en lo concerniente a la devoción a la Eucaristía que se ha convertido, sin duda, en algo central en mi vida”.

En definitiva “me presento con muchísima gratitud a Dios y con muchas ganas de poder decir ese sí definitivo”.

A partir del 29 de junio su misión se basará en “mostrar el amor que Dios nos tiene, desde esa cruz, con los brazos abiertos”. Trabajará por hacer llegar ese amor “a toda la humanidad y en concreto a la gente que se me encomiende, un amor de Dios que da vida ante tanto sufrimiento del mundo y tantas situaciones de dificultad”.

 

Jorge López: "Dios es fiel y te lo va demostrando"

Jorge, por su parte, admite que lo que vivirá con su ordenación “es el momento que anhelas durante muchos años”. Un tiempo que “no ha pasado rápido” y en el que “he tenido que batallar cada instante”. “Ha habido que sufrir”, reconoce, “e incluso llorar algunas veces, pero también ha habido muchos momentos de gozo”.

Entró en el Seminario Mayor La Inmaculada de Moncada con 24 años y superar la formación teológica le ha supuesto un esfuerzo extra a nivel académico. No se considera un buen estudiante. Ahora, cumplida la treintena y a punto de convertirse en presbítero destaca que “el esperar en Dios ha sido lo que muchas veces me ha salvado y me ha hecho perseverar ya que Él es fiel y te lo va demostrando”.

Jorge accedió como colegial del Seminario de El Patriarca en el quinto curso de formación, tras completar el Grado en Teología y en el momento de iniciar la Licenciatura o Máster. “Pertenecer al Real Colegio Seminario ha sido una experiencia muy bonita y además se trata de una realidad muy distinta a la que viven los seminaristas en Moncada”. “Considero que el Señor da a cada uno lo que necesita y en mi caso entrar en El Patriarca me ha hecho mucho bien. Me ha ayudado a madurar puesto que aquí tienes que auto imponerte las reglas”, afirma.

“Hasta ahora hemos tenido una preparación muy importante. Podemos compararlo a lo que les pasa a los corredores: el entrenamiento y la preparación son fundamentales, pero lo que de verdad quieren es que empiece la carrera para demostrar que lo que han vivido es verdad” señala.

En este sentido, el reto al que hará frente a partir del día 29 de junio es grande, pero no se siente sobrepasado. Ha llegado el momento de demostrar que “con Dios todo se puede y sólo con Él”. “El gran error que tiene el ser humano es pensar que sólo con sus fuerzas puede las cosas, lo que le llena de miedos” ante los retos a los que se debe enfrentar. Por contra, afirma Jorge, “cuando miras la vida desde Dios, cuando estás un rato con Él, te confirma en el corazón, con una paz interior que no viene de ti, que todo lo vas a poder llevar”.

Desde el Real Colegio Seminario de Corpus Christi queremos dar la enhorabuena a Enrique y a Jorge por este gran paso que van a dar. Les agradecemos enormemente la decisión de convertirse en sacerdotes y rogamos por ellos una oración.

Que San Juan de Ribera les sirva de guía y ejemplo en esta nueva etapa de su vida.

 

Please reload